Quien soy yo para cambiar una coma de este discurso de Albert Einstein sobre la crisis

posted in: emprendedores, Panorama | 7

albert_einstein

Albert Einstein no solo era brillante en física….

La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos.

La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura.

Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias.

Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar “superado”.

Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones.

La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia.

El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones.

Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos.

Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia.

Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto trabajemos duro.

Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora que es la tragedia de no querer luchar por superarla.

Albert Einstein,

Gracias Sebastián Libkind por enviarme este tesoro, tan actual y necesario para todos nosotros, para todos y no solo los políticos.

Mas en http://twitter.com/investorsconund

http://twitter.com/KOALASICAV

7 Responses

  1. Cada frase es pura sabiduría.

  2. […] post: Quien soy yo para cambiar una coma de este discurso de Albert Einstein sobre la crisis Puesto por on Ago 7th, 2010 bajo Economía. Puede serguir las respuestas de este articulo RSS […]

  3. […] This post was mentioned on Twitter by Jesus Checa, Pau A. Monserrat. Pau A. Monserrat said: Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos…. http://fb.me/Btr8aiu4 […]

  4. […] Inverstor Conundrun nos transcribe el discurso de Einstein sobre la crisis y cómo el texto del Nóbel de Física no pasa de rabiosa actualidad. Un verdadero genio hablando sobre crisis. […]

  5. Y el sufrimiento de los perdedores,de los que no la entienden,de los que no la han previsto,de los que no tienen ninguna culpa,de muchos,muchísimos seres humanos,.¿A cuantos inocentes se lleva por delante?.
    Una crisis,probablemente siendo necesaria,deja muchas victimas por el camino.
    Yo no la considero una bendición,incluso saliendo fortalecido de ella,me acongoja.
    Ojala acabe rápido.

  6. Como bien ha señalado el anterior comentario, el cachondo de Albert nunca jamás vivió en su carne lo que de verdad supone el infierno para millones de personas. Su comentario produce una profunda irritación por la falsedad profunda que exhala, tan a lo Ayn Rand y su cohorte de nitzscheanos de salón.
    La crisis NO es de “incompetencia” – good bye Prometeo – sino de corrupción moral, de estafa a gran escala, de abuso plutocrático y de tiranía.Y encima, el arrasado por la gigantesca estafa encima tiene que oír esa profunda gilipollez de “la culpa es tuya, por no ser más listo, más guapo, más fuerte y más privilegiado.
    Y que un comentario como éste produzca admiración da la medida exacta de por qué, invitablemente,la cosa sólo puede profundizarse, agrandarse y repetirse una y otra vez.
    Pero eso sí, no se te ocurra decir que el Rey está desnudo, y no te atrevas juzgarlo, pequeño y miserable campesino medieval.

Leave a Reply