Historias de bolsa: el fin de la convertibilidad del Dólar a oro de 1971

posted in: Bolsa, Hedge Funds, Macro | 0


Anuncio histórico de Richard Nixon del 15 de agosto de 1971, del “fin de la convertibilidad” del Dólar en oro, rompiendo con el sistema diseñado en Bretton Woods.

La noche del domingo 15 de agosto de 1971, el presidente de los Estados Unidos Richard Nixon realizó la siguiente declaración por TV a la nación y al mundo entero, en la sala oval de la Casa Blanca: “Acabo de ordenar al Secretario del Tesoro Connelly que suspenda temporalmente la convertibilidad del Dólar en Oro”. Tras 27 años de una cierta estabilidad monetaria, los Estados Unidos estaban rompiendo con el sistema de tipos de cambios fijos diseñados en Bretton Woods y que ligaban al Dólar con el Oro como eje central.

El sistema elegido por los economistas más reputados del momento, liderados por John Maynard keynes fijaron un nuevo sistema financiero y monetario mundial. Querían evitar las continuas devaluaciones competitivas de divisas realizadas en la gran depresión de los años 30 que llevaron a una crisis global más profunda. El sistema elegido era el siguiente: Los países aceptaron un tipo de cambio fijo pero ajustable (con una banda de fluctuación del 1%) con el Dólar USA y al mismo tiempo se fijaba la cotización del Dólar con el oro a $35 la onza. Las transacciones entre países se liquidaban en dólares y estos dólares eran convertibles en oro a $35. Estados Unidos tomaba la responsabilidad de mantener estable la cotización del metal amarillo, ajustando la oferta de dólares para mantener la confianza en la futura continua convertibilidad.

En 1958, el sistema diseñado en Bretton Woods ya era plenamente funcional pero lo que ocurrió es que la balanza de pagos norteamericana estaba permanentemente en déficit, provocando un mayor stock de dólares internacionales en relación al valor depositado de oro, lo que suponía que Estados Unidos no podía cumplir con su compromiso de conversión obligatoria a oro. Muchos países, instituciones, empresas e inversores previeron que no era sostenible y trataron de aprovecharlo poniendo al Tesoro norteamericano contra la espada y la pared. Los Estados Unidos se vieron obligados a decidir unilateralmente que no podían respetar este compromiso. Nixon anuncio una suspensión temporal de la convertibilidad obligatoria, que como suele ocurrir en estos casos fue definitiva. ¿Que consecuencias tuvieron para los mercados de bolsa, divisas y oro esta decisión?

Ray Dalio, recién salido de la Universidad, no era entonces más que un oficinista de la Bolsa de Nueva York. Viendo la declaración de Nixon en su apartamento, trató de imaginar todas las implicaciones. El papel moneda debía su valor por su convertibilidad obligatoria en oro y ahora estas reclamaciones no serian atendidas. La mañana siguiente, el joven Ray entró en el caótico “parquet” de la bolsa de New York, esperando ver un hundimiento de las cotizaciones de las acciones. En realidad, el índice Dow Jones subió casi un 4% y el oro obviamente se revalorizó, en lo que posteriormente se conoció como “Nixon rally”. Ray había escuchado el discurso de Nixon pero no comprendió sus implicaciones.

Este acontecimiento transformó el pensamiento de Ray Dalio sobre los mercados financieros. Ningún escenario igual había pasado en el pasado. Enseguida se dio cuenta que no podía confiar en su propia experiencia. De hecho cualquier inversor tiene una experiencia inversora demasiada corta en perspectiva por lo que Dalio empezó a estudiar las causas-efectos y las interrelaciones que interactuaban en la devaluación del dólar y la consiguiente fuerte alza en el precio de las acciones. Descubrió que las devaluaciones de divisas habían ocurrido diversas veces, y eran el resultado de básicamente las mismas dinámicas actuando bajo distintas circunstancias. Dalio se dedicó a entender lo que acabó llamando “la maquina económica” (the “economic machine”): aquellas relaciones universales y atemporales que explican los resultados económicos y se repiten en la historia.

Ray Dalio, tiene hoy ya mas de 60 años. Fundó Bridgewater Associates cuatro años después del discurso de Nixon. Ray explica, “fue una gran lección para mi. He desarrollado un modus operandi enfocado a convivir con eventos sorpresivos. Aprendí no dejar que mi experiencia dominara mi pensamiento; Puedo ir más allá de mis experiencias para observar como funciona “la maquina económica.””

Ray Dalio se dio cuenta que podía entender la “maquina económica” descomponiendo las economías y los mercados en sus componentes o piezas separadas., y estudiando como interactúan estas piezas a lo largo del tiempo. Esta forma de pensar y analizar sirvió para crear lo que en Bridgewater denominan “all weather strategy” es decir aquella que les permite gestionar en cualquier escenario. Los mercado se mueven en base a los cambios en las condiciones relativas a las condiciones existentes hasta ese momento y por tanto cotizadas en las expectativas de los mercados. Esta es la definición de una sorpresa. Cuanto mayor sea la discrepancia, mayor será la sorpresa. Esto explica el llamado “Nixon rally”. Cuando los países tienen una deuda demasiado elevada y sus prestamistas ya no les quiere continuar prestando, son aplastados. En el caso de los Estados Unidos, imprimió dinero para aliviar está presión que la asfixiaba. El inesperado flujo de nuevo dinero en el mercado, presionó a la baja su valor y alivió las presiones para un tensionamiento en las condiciones monetarias , empujando las acciones y el oro al alza. Lo que Ray observó fue otro de estos “cambios en las condiciones relativas a lo que la gente esperaba”.

Este ha sido el relato realizado por tres empleados de Bridgewater que crearon junto con Ray Dalio la estrategia de inversiones para cualquier escenario o “All weather strategy”. Esta basado en su experiencia y en entrevistas al propio Dalio.

Ray Dalio, junto a George Soros están considerados dos de los mejores gestores de inversiones de la historia (ver aquí algunos artículos).

Para entender mejor lo que ocurrió en 1971 es bueno hacer un corto repaso. Des de un punto de vista histórico, lo mas destacado del periodo de 1945 a 1971, es decir desde el acuerdo de Bretton Woods hasta el anuncio por Nixon del fin de la convertibilidad del Dólar en oro, es que no se produjo ninguna crisis bancaria en el sistema financiero internacional, excepto una en Brasil en 1962 (ver el libro “Understanding Financial Crises” de Frankin Allen y Douglas Gale). En cambio, tras la rotura del sistema financiero y monetario ligado al oro, la economía global aceleró su crecimiento económico, pero tambien lo hicieron los desajustes monetarios que coincidieron con graves crisis bancarias.   El sistema bancario escandinavo a principios de los años 90, la crisis bancaria japonesa de los años 90, la rotura del Sistema Monetario Europeo (SME) de 1992-1993, la crisis de México y el “efecto Tequila de 1994,la grave crisis asiática de 1997, con los bancos y las divisas locales desplomándose, el “default” de Rusia de agosto de 1998 y la posterior quiebra del Long Term Capital Management que necesito un rescate de la FED, la tambien crisis en Brasil en el mismo año, el corralito argentino de 2001-2002 o las mas recientes crisis subprime de 2008 (Lehman Brothers) o la crisis bancaria europea que empezó en 2010 y aun no ha finalizado, son episodios que reflejan la inestabilidad tras el fin de la convertibilidad del oro de 1971.

us-currency-in-circulation-gold-reserves-1925-1976Dolar en circulación aumentando y reservas de oro disminuyendo empujaron al fin de la convertibilidad del Dólar en oro en 1971.

El Tesoro norteamericano a través de la FED de Nueva York, empezó en 1961 a intervenir en el mercado de divisas por primera vez desde la II Guerra Mundial, aunque la falta de musculo financiero limitó el éxito en su defensa del la divisa norteamericana.

Podríamos separar hasta cuatro grandes periodos históricos:

  1. La era del patrón oro 1880-1913
  2. El periodo entreguerras 1919-1939
  3. El periodo de Bretton Woods 1945-1971.
  4. El periodo actual que se inicia en 1971.

Tras el mayor experimento monetario de la historia, los QE y ZIRP (política de tipos de interés cero), a lo que estamos asistiendo hoy en día, muy probablemente el mercado acabar un día con un anuncio como el de Nixon, en el que se cambian las reglas de juego. Lo difícil es saber el día y que medidas se decidirán.

 

Leave a Reply