Deflación-Inflación; dos cabezas con un mismo cuerpo

posted in: Macro | 5

Gráfico histórico del Personal consumption expenditure (PCE), indicador avanzado de inflación (fuente: Dshort.com).

Las noticias económicas en casi todos los países emergentes nos muestran que la inflación está subiendo rápidamente. Con el fuerte incremento de los precios de los productos agrícolas en el mundo, y su peso tan elevado en la cesta de la compra, la inflación básica ha superado claramente el 5% en la mayoría de países emergentes. China tiene un 5,4% en los últimos 12 meses, Brasil el 6,3%, India el 8,82%, Indonesia el 6,84% y Rusia con un 9,5%. En los principales países occidentales, excepto la Gran Bretaña con una inflación del 4%, y una previsión cercana al 5%, el resto de países en cambio tienen sus IPC en tasas controladas, claramente por debajo del 5%. Los mas sorprendente es que en la mayoría de países del planeta, excepto en Brasil, Sudáfrica y Turquía, los tipos de interés reales (inflación menos tipos de interés) son negativos, circunstancia que no puede durar mucho tiempo a riesgo de recalentar demasiado la economía. Por tanto lo lógico seria ver próximas subidas de los tipos de interés o descensos en la tasa de inflación, o ambos a la vez.

Con la inflación subiendo en casi todos los países emergentes, con el petróleo Brent cerca de los $125 por barril y con los precios de los productos alimentarios básicos en máximos, la sensación actual de todo el mundo es que estamos iniciando un periodo de inflación, lo que sería un escenario muy novedoso para todos nosotros después de 30 años de precios “oficiales” controlados, es decir claramente por debajo del 5%. Es cierto también que en todo el planeta, las inflaciones subyacentes, es decir sin alimentos y energía, están en tasas mas controladas.

Como ya he comentado, es totalmente distinto un escenario de inflación o de deflación en cuanto a la estrategia de inversiones o de financiación, (ver artículos; “donde debo y no debo invertir en un escenario con deflación” y “donde invertir en un escenario de alta inflación o hiperinflación”).

En realidad, y aunque en los titulares económicos del 2011 vemos continuamente la frase “alzas en la tasa de inflación”, los indicadores avanzados, aquellos que suelen predecir razonablemente bien alzas en los precios, nos están indicando que no existe mucha presión en la economía a subidas de precios, es decir, ni mucho menos anticipan alzas de la inflación en los próximos 6 a 12 meses.

Alguna vez os he hablado del llamado “output gap” que traducido burdamente seria algo así como “brecha de producción”. El “output gap” mide la diferencia entre el potencial de producción o generación de output de una economía, con su producción real. Es decir, compara la capacidad productiva instalada de un país, con la realmente utilizada. Un “output gap” muy negativo nos indica que la capacidad instalada en la economía está muy infrautilizada, sería algo así como que las fábricas están vacías, o funcionando al 50% de su capacidad. No hay que ser un gran economista para ver que este escenario suele traducirse en deflación. Las presiones de subidas de precios suelen aparecer cuando la demanda en la economía es muy alta y coincide con las fábricas al máximo de su capacidad productiva. Entonces la tendencia de la mayoría de empresas e individuos de la economía es a subir los precios y sus márgenes, repercutiendo en subidas de la inflación. Una empresa siempre se lo piensa mucho antes de abrir una nueva fabrica cuando las actuales están a plena capacidad productiva. A la inversa, cuando las empresas tienen sus instalaciones totalmente infrautilizadas, es muy fácil pensar que harán ofertas a precios muy bajos, por la necesidad de cubrir al menos sus costes fijos de mantener sus instalaciones abiertas. Como podéis ver en el gráfico el “output gap” se encuentra en niveles muy negativos (infrautilización de la capacidad productiva), solo vistos en la gran crisis de principios de los años 80 en Estados Unidos. El Output gap en USA se encuentra en niveles del -6%. Según un estudio de Charles Schwab, niveles inferiores al -1,9% del output gap, equivalen históricamente a tasas de deflación del -1,6% en el IPC.

Inflación y “Output Gap” en USA 1949-2010 (fuente: Charles Schwab).

Otro indicador clave para medir los riesgos inflacionistas es el Personal consumption expenditure (PCE), es decir la cifra de los gastos o consumo personales. La FED sigue especialmente a esta indicador pero la tasa subyacente, es decir sin incluir alimentos y energía. Pues bien, el último indicador publicado refleja una ligera subida en el PCE hasta un 1,57% en términos anuales, nada preocupante. La tasa subyacente, la que sigue mas de cerca la FED es de solo un 0,88% anual, el mas bajo en 50 años, y que por tanto presionaría muy poco a la FED a próximas subidas en los tipos de interés.

Inflación oficial y alternativa, calculada en base al antiguo calculo de los 80 (fuente: shadowstats.com).

Claro que en economía no hay datos incontestables, el ultimo dato de inflación oficial en los Estados Unidos de febrero fue del 2,68% anual, pero según la organización shadowstats.com, la inflación podría ser en realidad de nada menos que del 10,20%. Esta cifra altísima de inflación, está calculada cada mes con el esquema y estructura de cálculos americana sin los cambios realizados en los años 80 y 90, que según algunos economistas podrían reducir artificialmente la tasa oficial de inflación. Gente como Bill Gross ya alertó en octubre de 2004 que el IPC publicado podría no ser el “real”. Supongo que la tentación de los dirigentes político de cualquier país a mejorar los datos estadísticos con algunos “ajustes” mediante cambios de formulas o de estructura de calculo, debe ser muy grande. Por que una inflación estadísticamente muy inferior a la real sería sin duda el mayor impuesto de la historia.

Mas en http://twitter.com/ – !/marcgarrigasait

 

Para seguir las inversiones y cambios en la cartera de Koala capital sicav, sigue http://twitter.com/#!/KOALASICAV

5 Responses

  1. Enhorabuena por sus artículos y aportaciones,,, son muy ilustrativas y objetivas.
    De este último artículo podríamos deducir que en realidad estemos en una llegada de deflación en cubierto?

  2. Creo que actualmente nos encontramos en un escenario muy interesante ya que, aunque por un lado poseemos información histórica de cómo ha ido evolucionando la economía y que factores han influido en cada uno de los ciclos por los que hemos pasado, es evidente que se han sentado a la mesa nuevos jugadores, y, aunque creo que las reglas son las mismas, la escasez de datos y análisis hacen que el grado de incertidumbre sea mayor. Es decir, el que a principios de los 80 el output gap fuera negativo en los EUA seguramente no fue un dato decisivo para la economía China (lo digo sin tener ningún tipo de conocimiento al respecto) , pero si para la economía “occidental”, al igual que el output gap chino de aquellos años no afecto al resto de los países. Creo que actualmente pasa todo lo contrario, el output gap realmente importante es el chino (y vete tu a saber cual es).
    Esta claro que EUA y Europa ya no marcan el ritmo de la economía (o por lo menos no por si solos), y sus acciones cada vez tienen menos peso en el resultado del juego.

  3. erizo, el fuerte endeudamiento occidental, tiene como consecuencia un continuo desapalancamiento en las familias y particulares y quizás empresas, y en cambio un aumento del endeudamiento del sector publico. Históricamente desapalancamientos del sector privado generan deflación, no inflación, aunque hay pocos casos históricos en los grandes países y muchos casos en países mas pequeños.

  4. Antonio, está claro que el output gap es occidental, ni mucho menos de economias emergentes. Unicamente sufrió mucho China en 2008 con sus fabricas paradas durante meses que obligó a las autoridades chinas a inyectar masivamente dinero.

    No olvides que China aun hoy, es la fabrica del mundo, por tanto depende mas que nadie que le compren en resto de países, y especialmente después de hacer inversiones continuas brutales en su pais, que debe pagar con sus exportaciones.

  5. En la primera rueda de prensa de Bernanke de ayer, tras la reunión de la FED, se comunicaron los objetivos de la FED del PCE basico y subyacente (core) para 2011 y 2012, importantes para predecir cambios en los tipos de interés futuros. Los nuevos objetivos de la FED son los siguientes:

    – Deflactor del consumo personal (PCE Inflation) de 2,1-2,8 para el 2011 y del 1,2-2,0 para el 2012.

    – Deflactor del consumo personal subyacente (Core PCE Inflation) de 1,3-1,6% en 2011
    y de 1,3-1,8% para 2012

Leave a Reply